Noticias científicas

La autogestión del paciente anticoagulado es eficaz y segura

Fuente: La Newsletter del Paciente Anticoagulado
Abril de 2014

newsletter-anticoagulados-015La autogestión del paciente se viene aplicando en varias enfermedades crónicas con buenos resultados. No obstante, hay diversidad de opiniones respecto a su eficacia en el caso de los pacientes anticoagulados.

Recientemente se ha publicado un estudio, realizado en Suiza, que demuestra que la autogestión de la anticoagulación oral, en los pacientes debidamente capacitados, es segura y eficaz a largo plazo en entornos reales, y robusta para los subgrupos clínicos (fibrilación auricular, válvulas mecánicas, tromboembolismo venoso y pacientes de edad avanzada). Para completar el estudio se hizo una meta-análisis de los principales ensayos de coste-eficacia en la atención estándar con anticoagulantes orales clásicos (antivitamina K) y nuevos (NACOs).

Para analizar qué riesgos entraña la autogestión de la anticoagulación, el estudio suizo consideró tres parámetros de resultados: eventos tromboembólicos, hemorragias y muerte. Para cada parámetro se realizó un análisis de supervivencia y se estimaron las diferencias según indicaciones de anticoagulación oral (fibrilación auricular, tromboembolismo venoso y válvulas mecánicas), edad y sexo. Aunque la mortalidad global fue baja, fue mayor entre los pacientes con fibrilación auricular, en los mayores de 50 años y en los hombres. Sin embargo, al ajustar las diferencias de edad entre hombres y mujeres las diferencias no son significativas. Los eventos tromboembólicos fueron muy poco frecuentes y la tasa de las hemorragias importantes fue moderada. La mediana de tiempo dentro del rango terapéutico pretendido fue del 80% y la mediana del tiempo en un área de seguridad de 2,0 a 4,5 fue del 96%. Por otra parte, la calidad de la anticoagulación fue alta, con un eficacia comparable a la atención estándar con antivitamina K y con los nuevos anticoagulantes orales (NACOs).

Todos los pacientes a los que se les hizo seguimiento fueron formados por el programa Coagulation Care, que consiste en un día de formación que combina la teoría y la práctica. A continuación, durante la fase de entrenamiento, de varias semanas de duración, los pacientes contaban con el apoyo de materiales on-line, un e-mail de contacto y un teléfono de atención 24 horas. Por último, se realizaba una visita de revisión con un médico especializado. En esta sesión se repasaban los temas aprendidos en la formación, se realizaba un test de INR y un ajuste de dosis bajo supervisión. Los pacientes hacían un test de INR como mínimo cada dos semanas utilizando el coagulómetro portátil CoaguChek XS y acudían a controles con el médico de familia dos veces al año.

Se considera que un paciente candidato a participar en un programa de formación para la autogestión de la anticoagulación debe tener capacidades cognitivas para recibir la capacitación y estar dispuesto a asumir un papel activo en la gestión de su enfermedad, un perfil que se corresponde con el de personas para quiénes la adherencia al tratamiento, la satisfacción y la calidad de vida es muy importante. Por ejemplo, la autogestión de la anticoagulación es una buena opción de tratamiento en las zonas alejadas de los centros de salud porque evita los desplazamientos para ir a hacerse los controles. Así pues, hay que tener en cuenta que los beneficios de la autogestión de la anticoagulación van más allá de evitar riesgos médicos o la reducción del gasto público sanitario.

Referencia: Nagler M, Bachmann LM, Schmid P, Raddatz Müller P, Wuillemin WA (2014) Patient Self-Management of Oral Anticoagulation with Vitamin K Antagonists in Everyday Practice: Efficacy and Safety in a Nationwide Long-Term Prospective Cohort Study. PLoS ONE 9(4): e95761. doi:10.1371/journal.pone.0095761

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes visitar nuestro 'Uso de cookies' para obtener más información o cambiar tu configuración.