Hazte Socio de la SETH

Auspicios de la SETH

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PATROCINADORES CORPORATIVOS

Día Mundial de la Trombosis - 13 de Octubre

Noticias científicas

Comiendo medio kilo de fresas al día se reduce el colesterol

Fuente: La Newsletter del Paciente Anticoagulado
Marzo de 2014

La Newsletter del Paciente AnticoaguladoLos niveles de colesterol LDL y triglicéridos se reducen comiendo medio kilo de fresas al día. Así lo ha evidenciado un estudio en que un grupo de 23 voluntarios sanos, durante un mes, añadieron 500gr de fresas al día en su dieta. Antes y después de este período se les tomaron muestras de sangre para poder comparar los datos..

Tras comer fresas durante un mes se comprobó que los triglicéridos disminuyeron un 20%. Asimismo, la cantidad total de colesterol se redujo un 8,78%, los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo) un 13,72% y la cantidad de triglicéridos un 20,80%. La lipoproteína de alta densidad (HDL o colesterol bueno) se mantuvo sin cambios.

Según los expertos, el consumo de las fresas también mejoró otros parámetros como el perfil general de los lípidos (grasas) en el plasma, los biomarcadores antioxidantes (como la capacidad de absorción de radicales de oxígeno o la vitamina C), las defensas antihemolíticas y la función plaquetaria. Todos los parámetros volvieron a sus valores iniciales a los 15 días de dejar de comer fresas regularmente.

Este estudio internacional fue llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica delle Marche (Italia) en el que participaron expertos de las universidades de Sevilla, Granada y Salamanca. Los resultados se publicaron en el Journal of Nutritional Biochemistry, apoyando así por primera vez el papel protector de los compuestos bioactivos de las fresas frente a reconocidos marcadores y factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Aunque todavía no hay evidencia directa sobre qué compuestos de las fresas están detrás de estos efectos beneficiosos, todos los indicios y estudios epidemiológicos apuntan hacia las antocianinas, los pigmentos vegetales que les dan el color rojo.

Otros estudios también han confirmado que comer fresas es eficaz contra la radiación ultravioleta, reduce los daños que produce el alcohol en la mucosa gástrica, fortalece los eritrocitos o glóbulos rojos y mejora la capacidad antioxidante de la sangre. Los mismos investigadores prevén publicar más adelante otro trabajo dónde se demuestra que comer fresas incrementa la función antioxidante del flujo sanguíneo, los eritrocitos y las células mononucleares.

Fuentes: ABC y Cardionet.
Referencias: José M. Alvarez-Suarez, Francesca Giampieri, Sara Tulipani, Tiziana Casoli, Giuseppina Di Stefano, Ana M. González-Paramás, Celestino Santos-Buelga, Franco Busco, Josè L. Quiles, Mario D. Cordero, Stefano Bompadre, Bruno Mezzetti, Maurizio Battino. “One-month strawberry-rich anthocyanin supplementation ameliorates cardiovascular risk, oxidative stress markers and platelet activation in humans”. Journal of Nutritional Biochemistry 25 (3): 289–294, marzo de 2014.

Sara Tulipani, Tatiana Armeni, Francesca Giampieri, José M. Alvarez-Suarez, Ana M. Gonzalez-Paramás, Celestino Santos-Buelga, Franco Busco, Giovanni Principato, Stefano Bompadre, José L. Quiles, Bruno Mezzetti, Maurizio Battino. “Strawberry intake increases blood fluid, erythrocyte and mononuclear cell defenses against oxidative challenge”. Food Chemistry 156: 87–93, agosto de 2014.

Compartir

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes visitar nuestro 'Uso de cookies' para obtener más información o cambiar tu configuración.