Hazte Socio de la SETH

Auspicios de la SETH

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Día Mundial de la Trombosis - 13 de Octubre

PATROCINADORES CORPORATIVOS

Noticias científicas

El principal riesgo de los pacientes anticoagulados es el desconocimiento sobre los tratamientos anticoagulantes

Fuente: La Newsletter del Paciente Anticoagulado
Diciembre de 2013

newsletter-anticoagulados-008El desconocimiento y la falta de información que tienen los pacientes y sus familiares en relación al tratamiento anticoagulante es una de las principales conclusiones obtenidas en el estudio “IcTUs, tú puedes evitarlo” realizado a partir de 4.000 encuestas a pacientes anticoagulados y sus cuidadores en más de 2.000 farmacias. La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) y Boehringer Ingelheim han impulsado este proyecto que fue coordinado por el Grupo SANED.

Aproximadamente en España hay un millón de personas que reciben tratamiento anticoagulante. El 56% de ellos indica que la anticoagulación influye en su calidad de vida.

Según datos del estudio, únicamente el 28% de los entrevistados aseguró estar convenientemente informado de que hay diversas opciones terapéuticas. Más del 70% de los encuestados desconocen la existencia de los anticoagulantes orales de nueva generación (NACOS).

Sólo 1 de cada 3 pacientes que reciben tratamiento anticoagulante aseguran estar informados por su médico sobre las diferencias entre los anticoagulantes clásicos (antivitamina K) y los de nueva generación (NACOS). Así, un 35% de ellos considera que el control de INR también es necesario con los NACO –de hecho, el 16% desconoce qué valores comprende el INR recomendado. El 22% de los pacientes desconoce los resultados de los controles de su INR de los últimos 6 meses. Más de un 25% de los pacientes piensa que los NACO son incompatibles con otros fármacos.

Los autores del estudio consideran fundamental que los pacientes anticoagulados conozcan todas las opciones terapéuticas existentes para tomar decisiones conjuntamente con los profesionales sanitarios sobre cuál es el mejor tratamiento. Involucrar al paciente en el cuidado de su salud es social, económica y técnicamente necesario para conseguir una mejor eficiencia. Un paciente implicado en su salud tiene mejor adherencia al tratamiento porque toma consciencia de las consecuencias que se derivan de la falta de control de su enfermedad y la necesidad de prevenir riesgos como el ictus o las hemorragias.

Respondiendo a las necesidades detectadas en el estudio, FEASAN este año 2014 da un nuevo impulso al proyecto Paciente Experto que se viene desarrollando desde 2012 y tiene por objetivo formar a los propios pacientes anticoagulados para que ellos mismos, a su vez, informen a otros pacientes anticoagulados. Para más información sobre el proyecto Paciente Experto de FEASAN pueden visitar la página web pacienteexpertoanticoagulado.org o llamar al 963 525 577.

Compartir

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes visitar nuestro 'Uso de cookies' para obtener más información o cambiar tu configuración.