Hazte Socio de la SETH

Auspicios de la SETH

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Día Mundial de la Trombosis - 13 de Octubre

Noticias científicas

El ictus es una de la principales causas de muerte en todo el mundo

Dia-Mundial-Ictus-2018

El ictus es una de la principales causas de muerte en todo el mundo. Sin embargo, esto es solo una parte de la historia. Los datos apuntan a que 80 millones de personas en todo el mundo han sobrevivido al ictus y, entre ellas, más de 50 millones sufren una discapacidad irreparable. Para muchos, la vida después del ictus no será del todo la misma pero, con los cuidados y apoyos adecuados, es posible llevar una vida plena. Tal y como nos demuestran millones de supervivientes del ictus, es posible volver a levantarse tras un ictus #UpAgainAfterStroke.

¿Qué es el ictus?

El ictus se caracteriza por la interrupción del suministro sanguíneo en una zona del cerebro. La ausencia de sangre provoca un daño en las células del cerebro o incluso su destrucción. Esta lesión tendrá un efecto determinado en función de la zona afectada. Es posible que se altere la movilidad y el habla así como su capacidad para pensar o sentir. Uno de los aspectos más importantes para mejorar el pronóstico del ictus es reconocer sus signos y solicitar ayuda médica lo antes posible.

Cara: ¿Se le cae un lado de la cara?
 
Brazo: ¿Tiene un brazo más débil que el otro?
 
Habla: ¿Puede hablar? ¿Dice palabras extrañas o mal articuladas?
 
Tiempo: ¡Actuar rápidamente y solicitar ayuda médica!

¿Qué lo causa?

En España se producen en torno a 125.000 ictus al año, la mayoría, concretamente el 75%, se producen por una falta de riego a un territorio del cerebro (ictus isquémico). Y a su vez, esta circunstancia se da por una de estas tres causas:

  • Causa embólica cardiaca: un trombo que se forma en el corazón (en muchas ocasiones producido por una fibrilación auricular u otras cardiopatías no tratadas) y que viaja desde el corazón hasta las arterias del cerebro, taponándolas.
  • Causa embólica de otro territorio vascular: placas de ateroma (aterosclerosis) de otros territorios arteriales que también ocluyen las arterias más distalmente.
  • Causa trombótica: la formación de trombos locales dentro de las arterias cerebrales, que en algunos casos se originan por alteraciones de la sangre, como los llamados "síndromes de hipercoagulabilidad".

¿Cómo evitarlo?

Un estilo de vida saludable que incluya ejercicio diario, alimentación cardiosaludable y abandono del tabaco, es la herramienta más eficaz para combatir esta patología. Además de no fumar, seguir una alimentación saludable como la basada en la dieta mediterránea, hacer al menos media hora de ejercicio diario, descansar y conocer para poder controlar las cifras de colesterol, glucosa, tensión y peso, los pacientes que toman fármacos anticoagulantes que son antagonistas de la vitamina K deben revisar periódicamente su INR, un valor que mide el tiempo que tarda la sangre en coagularse. La cifra determina si la anticoagulación es incorrecta, situación en la que se pueden producir trombosis; excesiva, cuando es posible que se originen hemorragias; o está en el valor adecuado, lo que se corresponde con un INR de entre 2 y 3.

Vivir la vida tras un ictus

El ictus puede afectar a cualquier persona, en cualquier lugar y a cualquier edad, desde bebés hasta niños, adolescentes y ancianos. Los efectos y el tipo de apoyo necesario tras un ictus también varía. Lo que nos une es la resistencia y la determinación de los supervivientes del ictus para seguir construyendo sobre lo que el ictus no puede robarnos y no abandonar el camino de la recuperación.

Para la mayoría de los supervivientes, cuidadores y familias la vida será diferente. Es fundamental aceptar la nueva vida y adaptarnos a ella para alcanzar la recuperación y el bienestar. Llegar a un
«nuevo estado de normalidad» será una carrera de fondo, pero poco a poco es posible. Con ayuda del equipo médico, el desarrollo de nuevas rutinas y la fijación de metas progresivas se alcanzará una mejora.

Los cuidados adecuados

Recuerde que el equipo de rehabilitación y su médico están para ayudarle. Comunique a los profesionales cualquier aspecto relacionado con su afección, los progresos realizados, los cambios en su estado general o cualquier preocupación. Pregunte qué puede hacer en casa para mejorar su recuperación. Sea consciente de que el estado de ánimo y las emociones afectan en gran medida a su calidad de vida y su motivación, si se siente triste comuníquelo a los profesionales sanitarios.

Por lo general, los supervivientes de un ictus así como sus cuidadores se sienten aislados del mundo. Sin embargo, con 80 millones de supervivientes en el mundo ¡no están solos! Entrar en contacto con otras personas que han sufrido un ictus o son cuidadores, recibir consejos prácticos sobre los retos diarios que supone esta afección o incluso leer las historias de los supervivientes y su recuperación le ayudará a adaptarse a su nuevo estado de normalidad.

Cuestionario Post-Ictus

Este cuestionario post-ictus ha sido desarrollado para ayudar a los profesionales de la salud a identificar problemas post-ictus susceptibles de tratamiento y/o derivación. El PSC es una herramienta breve y fácil de usar para rellenar con el paciente, con la ayuda de su cuidador si es necesario. La realización del PSC ofrece un enfoque estandarizado para identificar problemas a largo plazo en pacientes que hayan superado un ictus, y facilita la derivación apropiada para el tratamiento.
 
Fuentes
www.worldstrokecampaign.org
www.fundacióndelcorazon.com

octubre de 2018

Compartir

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes visitar nuestro 'Uso de cookies' para obtener más información o cambiar tu configuración.