PATROCINADORES CORPORATIVOS

Notas de prensa

Obesidad y sedentarismo, principales factores de riesgo de la trombosis


ndp 14 9 22

  • Un estudio señala las bondades de la actividad física para reducir los síntomas y prevenir el síndrome postrombótico
  • #YoPrevengoTrombos es la campaña de la SETH para concienciar sobre la importancia de cuidarse a través del ejercicio físico

Madrid, 14 de septiembre de 2022 – La Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) recuerda que la obesidad y el sedentarismo son dos importantes factores de riesgo de la trombosis. La práctica del ejercicio físico favorece una mejor salud y calidad de vida. Son varios los estudios científicos que constatan esta idea y, en el caso de la trombosis, uno de ellos concluye que el ejercicio es seguro en pacientes con trombosis venosa profunda y puede ayudar a reducir los síntomas agudos. Además, destaca que el entrenamiento físico puede ayudar a prevenir o mejorar el síndrome postrombótico.

Según el Dr. Joan Carles Reverter, presidente de la SETH, la obesidad y el sedentarismo son un importante factor de riesgo de las enfermedades trombóticas. Además, afirma, “son dos situaciones a menudo que van asociadas y se potencian. Los efectos mecánicos de compresión en la obesidad y los de disminución del drenaje venoso en el sedentarismo se suman al efecto inflamatorio sobre los vasos sanguíneos que causa el exceso de tejido adiposo, que se comporta como si fuera en sí mismo un órgano inflamado. Una persona obesa es, por esta razón, una persona con parámetros de inflamación crónica y eso acaba causándole daños en el sistema vascular”.

Al hilo de la evidencia científica, la SETH se sumará a la celebración del Día Mundial de la Trombosis el próximo 13 de octubre con el objetivo de concienciar acerca de este trastorno. Por ello, está realizando una campaña compuesta por varias acciones de comunicación para trasladar este tipo de mensajes tanto a profesionales sanitarios como a la población general.

YoPrevengoTrombos

Una de ellas se centra en las redes sociales, donde se invita a todos los usuarios a compartir vídeos e imágenes realizando alguna actividad física con el hashtag #YoPrevengoTrombos. La idea es que los usuarios describan la actividad que están haciendo para promover el ejercicio físico y luchar contra el sedentarismo, uno de los factores de riesgo de la trombosis: “Yo corro contra la trombosis; “yo pedaleo contra la trombosis; “yo bailo contra la trombosis”; etc.

“El ejercicio físico tiene un efecto beneficioso sobre la aparición de trombosis. Por un lado, reduce el exceso de peso con su componente inflamatorio sobre los vasos. Por otra parte, de forma directa e indirecta, mejora los parámetros de la hemostasia que son protectores para la patología vascular. Además, también tiene el efecto mecánico de favorecer el drenaje venoso evitando que se produzca estasis sanguíneo”, señala el Dr. Reverter.

Desde la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia insisten en la importancia de educar sobre la importancia de la actividad física, de los peligros de la inmovilización prolongada, la necesidad de reducir el tiempo destinado a videojuegos y la urgencia por combatir la obesidad. Por tanto, todas aquellas medidas encaminadas a la reducción del sedentarismo, un estilo de vida más activo, incluyendo ejercicio físico y una dieta equilibrada son eficaces para reducir las tasas de trombosis.

Mensajes de profesionales sanitarios

Otra de las acciones de la SETH en redes sociales se centra en una serie de vídeos protagonizados por profesionales de la Sociedad en los que explican su labor en este ámbito de la medicina con la intención de dar a conocer su trabajo, cuyo objetivo final es siempre mejorar la salud y calidad de vida de los pacientes.

“La SETH está totalmente comprometida en la lucha contra la trombosis, lo que es parte esencial de su misión fundacional. El Día Mundial de la Trombosis es una oportunidad excelente para insistir en la concienciación del público general ante este problema y que cada uno vea que hay cosas, muchas veces sencillas, que puede hacer en beneficio de su propia salud vascular”, concluye el Dr. Joan Carles Reverter.

Compartir

Nuestra web utiliza cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes visitar nuestro 'Uso de cookies' para obtener más información o cambiar tu configuración.